Conocer África (IV)

Conocer África (IV)

Cerramos la serie de entradas en el blog dedicadas a conocer África con otra de las obras publicadas por Joaquín Mbana Nchama, a quien ya nos referimos en nuestro anterior post. Se trata de Notas de antropología política y económica fang inspiradas en el Nvet (Aralia XX, Grupo APYCE, 2017).

Notas de antropología política y económica fang inspiradas en el Nvet

En este libro se insiste en la necesidad de que el pueblo fang no debe olvidar su cultura. La memoria de una historia cultivada durante siglos debe salvarse. Una sociedad puede evolucionar hacia un modelo u otro, pero lo que no puede esperarse de la cultura de un pueblo es que se contradiga en su estructura fundamental.

El Nvet es la famosa epopeya del pueblo fang. Narra para el hombre y tiene en el hombre a su principal protagonista. Aunque su actividad se desarrolla sobre todo durante las celebraciones de acontecimientos festivos, no es un pasatiempo. Encierra y transmite un mensaje con significación humana. Trata de describir y desentrañar la manera de ser del hombre, lo que fue, es y puede llegar a ser. Quizá sea esa la razón de su actual declive, la crisis cultural caracterizada por el gusto a lo inmediato, en la que el individuo es cada vez más indiferente a las manifestaciones culturales que abordan el significado profundo de la existencia, aquellas que sedimentan la vida humana en los valores espirituales.

El Nvet es el eje central de la cultura fang, el marco de renovación permanente del hombre. Sin él se produciría una pérdida de consecuencias imprevisibles.

Las páginas que conforman este título están organizadas en torno a tres bloques temáticos. El primero contiene una breve descripción de los elementos constitutivos del Nvet, ahora en crisis, con la finalidad clara de proporcionar a los jóvenes fang y no fang herramientas que les faciliten la comprensión de esta gran epopeya africana. El segundo analiza las nefastas consecuencias que ha tenido en la sociedad fang la introducción de la moneda occidental en detrimento de los medios tradicionales empleados en los intercambios, entre los que cabe destacar el ekuele. El tercer y último bloque introduce una nota de optimismo por cuanto la crisis de la cultura fang debe ser contemplada como una oportunidad de futuro en la que el pueblo fang sea capaz de sacar una síntesis beneficiosa entre los elementos socioculturales de la tradición africana y los que aportan otras culturas.